viernes, febrero 17, 2006

En un día como hoy…

Nunca me imaginé que en aquellos primeros días en este mundo la poesía ya andaba rondando alrededor de mi cuna, luego, se mantuvo latente durante muchos años, hasta que no hace mucho empecé a practicarla por mera necesidad, casi por instinto (y continúo asiéndolo así). Ahora, en vísperas de otro año más que sobrevivo, mi progenitora me hace un obsequio interesante y curioso; se trata de un papel añejado con el paso del tiempo donde quedó grabado el poema de un reconocido escritor hondureño. A continuación lo reproduzco en homenaje póstumo al trabajo del señor Luís P. Castellanos, poeta Sanpedrano. Gracias amigo, donde quiera que Dios te tenga ahora. Le recuerdo don Luís, que usted es el primer poeta al cual le doy cabida en Neurocosmo, no sé que clase de lujo será este, pero igual, le sedo la palabra para que sea escuchado más allá de nuestra fronteras:

EL TERCER SOLDADO


A los esposos Morán, como un recuerdo del advenimiento de David Reynieri, - Tegucigalpa el 17 de febrero de 1976.

I
La cigüeña de febrero
como un satélite azul
entre su pico altanero
trajo el soldado tercero
al dulce hogar de Raúl.

II
David Reynieri, se llama
el vivaracho varón
que enciende la ardiente llama
donde en amores se inflama
el alma y el corazón.

III
Es un clavel encendido
del verde jardín en flor
donde un hogar distinguido
honra al altar de cúpido
lleno de luz y amor.

IV
Diecisiete de febrero
fecha gloriosa y triunfal
cuando un audaz caballero
apareció en el sendero
del mundo, frente al ideal.

V
Feliz, alegre y risueño
como un randal de ilusión
el diminuto hondureño
abre sus ojos de ensueño
con infantil emoción.

VI
El es el sol que ilumina
la estrofa de mi cantar
bajo la sombra divina
donde Raúl y Marina
Lucen su cálido hogar.

Luís. P. Castellanos, San Pedro Sula, abril, 1976.

9 comentarios:

Sr. Santana dijo...

me agrado el poema, un abrazo david!

anatema dijo...

David. Un bonito poema:

Otro para ti.

"Mi niña bonita
mi niña del alma
qué besos tan tiernos
me dabas al alba..."

Parte de un poema dedicado a mi hija cuando era chiquitina.

Te he dejado un comentario en Ondas. Beso David y que pases un buen día.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Ya te escribían poemas cuando aún no eras consciente de que las lágrimas eran versos en caída libre. Toda una profecía hacia la necesidad de dar ritmo a las palabras. Don Luis intuyó que la criatura daría mucho para escribir. Un honor, supongo.

David Morán dijo...

Jorge: De verdad que a mí también me agrada, buen ritmo, estilo "clásico".

Anatema: Gracias amiga por tus palabras.

Amigo Mickel: Efectivamente, es todo un honor para mí recibir el poema. Ahí vamos, escribiendo por necesidad, aunque un poco desentonados.

Martha Beatriz dijo...

Yo asumí que cumples años, no?
En todo caso muy bueno el poema y muy cierto eso de la necesidad: yo que no tengo vicios de los otros - ni fumo ni bebo y ay, no bailo pegaó - asumo esto de la poesía como un narcótico y los tuyos me encantan. Un abrazo.

Michi dijo...

Felicidades Audaz Caballero!!

Tbo dijo...

Los esposos Moran, ¿acaso hablas de tus padres?. Parece un cumpleaños, sigo sin comprender nada, desde la distancia, saludos amigo.

David Morán dijo...

Martha: Si es mi cumpleaños, espero que no te hagas adicta a mis palabras, aunaque este producto no daña la salud.

TBO: el poema va dedicado a mis padres, el viernes pasado cumplí 30 años.

Don Michi: Gracias. Vamos dando guerra.

Irina Orellana dijo...

Estimado David:

Muchas felicidades!!
"Te estas poniendo viejito" como dice la canción.
Uffff...30 años! Estas cipote todavía...recuerdo cuando llegue a los 30, como que no me gustaba mucho ese número. Ya con el pasar de los años me voy acostumbrando. Me consuelo con el pensar de que "nos volvemos mas interesantes".

El poema esta muy lindo.

Que Dios te bendiga y te brinde mas años para seguir "dando guerra" como todo buen soldado.

Un abrazo!