lunes, octubre 31, 2005

Rachael


Muñeca trasnochada
de ínfimos placeres,

silueta azul,
desnuda está tu alma,
erecto se encuentra mi pecho,
no sé, en verdad,
si mi corazón
pueda bombear tu
nombre para siempre.

Noche precipitando cobre,
aroma de oveja blanca
y espasmos eléctricos.

te humedezco,
pujando por abortar
la desesperanza;

porque ayer lapidé el aliento
de otra boca tatuada de
escondrijos y escarabajos
solitarios.

Era una bella mujer,
bailaba al ritmo
modulado de una insólita serpiente.

Desde entonces no conozco el llanto.

Muñeca abandonada,
mujer inocente,
te diste cuenta demasiado tarde,
mi mundo y el tuyo
no son semejantes;
memorias artificiales,
ensueño de corceles indomables.

Cuando veo tu cara,
llego a creerme esta fábula de supervivencia,
la falsedad de tu existir,
el átomo ínfimo que genera la luz
de meteórica decadencia.

Si te vas te voy a perseguir,
porque yo soy un búho atrapado en su
ciclo de caza,

Ya mañana se verá quién vive.

Mientras tanto, te llevaré
esta noche a mi lado,
muñeca blanca,
mujer que mi cerebro no concibe,
no sé cuanto tiempo estaremos juntos,

Pero... ¿Quién lo ha de saber?

David R. Morán
Tegucigalpa
2003

14 comentarios:

Gatopardo dijo...

Bellísimo poema, David, y resuelto con sabiduría.
¿Me das permiso para que lo incluya en Gatopardo, con mención expresa del autor y con enlace a tu blog?
Un abrazo entrañable

David Morán dijo...

Muchas gracias Gatopardo, permiso concedido, aunque no es mi especialidad la poesía romántica. Me inspiré en la película Blade Runner, me pareció muy interesante la situación de este personaje llamada Rachael, a parte de su peculiar atractivo.

Saludos.

Michi dijo...

Carpe diem...

scape95 dijo...

Precioso poema.

peninsulaiberica dijo...

Hermoso poema David. Muy triste.Un abrazo. Concha.

Jose Alonso dijo...

la unión del cine y la inspiración siempre dan lugar a creaciones interesantes. Me gusta mucho este post, me parece genial el querer y no poder, pues le da un lugar paradógico a la voluntad entre el quere y el poder... ooops, me fui por otro lado.
UN SALUDO PINTORESCO

LUIS AMÉZAGA dijo...

Me has enamorado. ¿Quieres casarte conmigo? No te preocupes, hay un hermoso país donde no hay trabas para nuestro amor, decadencia y ambigüedad. Poesía.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Por cierto, tengo problemas con el correo electrónico. Me llegan tus mensajes, pero no salen de mi máquina. Así que perdona la no respuesta a lo del avión de víveres. Lo mandé con las sobras que tenía en la despensa.

David Morán dijo...

Así es José, podemos encoentrar inspiración en el cine y sus "muñecas".

Es cierto que vivimos en el mismo país (poesía), inhóspito y subjetivo, pero yo ando tras una rosa eléctrica muy diferente a tus pretensiones. Je, Je.

Saludos a todos

Nina dijo...

Hermoso poema amigo me encanto!!!!

Tbo dijo...

Una mujer así, con ese amar "eléctrico", tan suyo, probablemente pueda sobrebivirte, una vez más tal vez sea una cuestión de Amor y me pregunto, suponiendo que puedan amarnos, ¿cuanto tiempo dura ese amor en un Androide?..., hasta que se le acaban las pilas ó hasta que me divorcie una vez más, desenchufándola.

La X dijo...

Bello como siempre David...

Gatopardo dijo...

Yo no he visto la película, no sé de qué va; pero sé que ese poema se sostiene solo, y como siempre, el motivo de inspiración suele ser accesorio para el lector.
Si te parece, lo pongo para el domingo 13 de noviembre en Gatopardo.
Y gracias, David. Espero que te sientas a gusto en compañía de los poetas que seleccioné en el tema "Poemas".
Un abrazo

ShAdOw dijo...

A veces lo tangible de un poema es la semejanza a situaciones cotidianas... me quedo con esto...
"Mientras tanto, te llevaré
esta noche a mi lado,
muñeca blanca,
mujer que mi cerebro no concibe,
no sé cuanto tiempo estaremos juntos... Pero... ¿Quién lo ha de saber?"
Vivir el momento, pues no sabemos lo que el destino nos depara.