martes, abril 17, 2012

Héroe de Paja














 A Luís Amézaga,
                                                                             porque las letras obligan a no claudicar. 

Tengo una visión sin horizonte
desarmado estoy sin el lápiz del destino
ante el inexpugnable paso del tiempo
que no requiere el punto final
para colocar un número finito
a las paginas blancas que me sobran.

Seré el plural del hombre sin esfuerzo
que al dolo del fracaso se entrega
a la asfixia de las horas inútiles
que transitan bajo la sombra del murciélago.

No soy nada sin mis exigencias
y ellas antes bien me flagelan
en el recodo donde yace la muerte blanca
esa que inocula la necrosis del alma.

Entre la espada y la pared
entre el remordimiento y la impotencia
no soy luz ante mi oscuridad
sino su ausencia.

Pero me niego al salto mortal,
a la ira, al miedo y debilidad
siendo la piedra en medio de la aridez
que llora por dentro.

Pese al esfuerzo dado a ciegas
seré el misil ante el cual sucumbió Goliat
mas nunca, quizá, el monarca de mi propia existencia.

David R. Morán
Tegucigalpa 2011.

3 comentarios:

Tania Yesivell dijo...

Buenas noches. Es un poema muy interesante.

Encontré este blog en Honduras-blogs, buscando algunos escritores que hagan uso del ciberespacio para una investigación. ¿Le gustaría colaborar?

David Morán dijo...

Tania: Antes me gustaría saber más detalles acerca de tu investigación. Luego aviso si estoy disponible para colaborar.

Saludos.

Tania Yesivell dijo...

Pues, en general, se trata sobre el impacto que tiene Internet en la literatura hondureña. En realidad ya estoy cerca de finalizar, entrevistando a los últimos. Se trataría en su caso de comentarme sobre su experiencia con el blog.