lunes, marzo 09, 2009

Quiste Paterno


Estamos hartos
pero no subimos las manos
Nos comprometemos
haciendo que nuestras sombras respondan
a ultranza
por la firma aprisionada en el papel
Nos compadecemos del vecino
dejando correr la propia sangre
por el hediondo pasaje del vertedero
Repudiamos la riqueza desigual
a cambio de la miseria equitativa
Suplicamos al cielo
por lo que debemos hacer
y no para corresponder por lo que hemos hecho.

1 comentario:

Luis Amezaga dijo...

Hipocresías de cocina.