martes, julio 15, 2008

La piel del Leopardo


Algunas heridas no cicatrizan nunca,
Sólo, por intervalos, dejan de sangrar.
La mente lleva tatuada la victoria
Que expande su big-bang
A través de los senderos de la vida.
Y a pesar de ello, sigue pareciendo que los pies
Descalzos caminan entre zarzas y encrespados
Lomos de serpiente.
Llega el sol que lo ilumina todo,
Y al final todo pasa en el instante etéreo:
Las cicatrices, la victoria en definitiva… el riesgo a caer.
Es posible que se puedan vestir como la piel del Leopardo
Después de una antigua y extenuante faena de caza.

David Morán
Tegucigalpa
Julio 2008

6 comentarios:

raizen dijo...

Hay heridas que son inevitables en el sendero de la vida. Si sangran es porque aún hay vida.

Saludos

Michi dijo...

Si no te matan te hacen mas fuerte...

LUIS AMÉZAGA dijo...

Prolongar esos intervalos es el objetivo.

Natalie Sève dijo...

Tu palabra es piel que se abre heridas y humedece del entorno.
Un abrazo
Natalie.

raizen dijo...

Me gusta como luce el blog con esa nueva plantilla :)

Saludos

David Morán dijo...

Raizen:

Ya me tenía aburrido la anterior. :)

Saludos.