jueves, mayo 15, 2008

Breve perspectiva generacional


Victima de traiciones prematuras
que por inercia desconfía de los pasillos
diurnos vaciados en la mente.

Bajo égida matriarcal
nacen los instintos del macho pueblerino
inhibidos en intervalos por el peso de la instrucción académica
del mundo civilizado.

Diluidos los fueros en su política
de la contradicción:

Niño en la guerra,
hombre de lucha intrapersonal.
Excéntrico bailarín
para vergüenza de mi madre.
Maestro de la broma barata,
valioso pilar de apoyo y tolerancia.
Opositor teleológico con cuestionables subterfugios
que al final se entrega con palabras sencillas.
antiolimpista por convicción,
motagüense de corazón.
Soberbio celador de sus pecados
para tristeza-a la postre- de los perdones que lloran en su boca.
Agrio conservador,
rebelde catecúmeno.
De enojo implosivo
Y júbilo explosivo.
Filósofo del autoritarismo,
demócrata por amor.
Víctima del rencor,
hambriento sin remedio de los cariños maternales de su esposa.

En partes, mi padre.

David Morán
Tegucigalpa
Mayo 2008

6 comentarios:

raizen dijo...

Un ser humano.

Buen homenaje a tu padre, David.

Saludos

LUIS AMÉZAGA dijo...

No quiero saber cómo se mueven esos pies en cuanto suena la música. Debe ser de foto.

Michi dijo...

Mejor bromas baratas que bromas pesadas!! Educo bien a su hijo... ;-)

MentesSueltas dijo...

Hermosas tus letras... muy potentes.
Volveré, sin dudas.

Te abrazo
MentesSueltas

Tbo dijo...

¿Y que pensará el de todo esto?.

David Morán dijo...

Camarada Tbo: Lo niega, lo afirma y todo lo contrario. :D

Saludos.