lunes, octubre 24, 2005

De Flores y Manzanos


Posted by Picasa
Pequeño es el terreno,
corta es la lluvia también,
diminuto el tiempo que tengo.

Afuera están las flores
deleitándome con vivos colores.

Tengo una garra afilada,
corto las flores
y siembro manzanos.

Flores y manzanos.
Me quedo con quien da de comer.

David R. Morán
Tegucigalpa
Octubre
2005

13 comentarios:

Michi dijo...

Mas vale manzana en mano... :)

Fedosy dijo...

Delicado poema, maestro. Aunque la garra te mete dentro de cierta oscuridad. La garra es como el cable a tierra del poema, que es un poema de tierra.

Salud!

LUIS AMÉZAGA dijo...

...te quedas con la mano.

David Morán dijo...

Efectivamente, la garra es una herramienta, un instrumento sin sentimientos que obedece una orden.
En cambio, en la mano queda las responsabilidad del acto.

Gracias y saludos.

scape95 dijo...

Ah, el materialismo...

Tbo dijo...

Pues yo voy a montar un quiosco de flores, con el dinero que gane vendiendolas, voy a montar una distribuidora de flores y luego una exportadora de flores y con el dinero que gane me voy a hacer un castillo de flores cerca de tus manzanos.

P.D. Eso por pisarme las flores con tu guadaña. Ja,ja,

David Morán dijo...

Diste en el clavo scape, el materialismo al cual estamos forzados para poder sobrevivir.

Tbo, las flores no dan mucho dinero, ni los manzanos tampoco, pero alimentan. Me consuela saber que mi vecino construirá un castillo de flores, al fin y al cabo, con los vivos colores y aromas nos deleitaremos todos, cuando quieras manzanos, ya sabes a quien acudir.

Se Sale dijo...

Caballero!

Por aquí de visita, le escribe el Marqués Se Sale, vecino del Marqués de Sade, mas nunca el mismo!!!!!

Un cordial saludo, y brindemos con el vino de Erzebeth!

David Morán dijo...

Un coordial saludo de mi parte, no lo confundo con su vecino, para nada, usted se diferencia de Sade, eso se hace notar.

¡Salud!.

cieloazzul dijo...

Me gustan las manzanas...
mas cuando me las ofrece una mano cálida..
bello sitio!

Gatopardo dijo...

Qué abrupto es el último verso, creo que estropea el poema. Y lo deja sin significado.
La manzana como símbolo del conocimiento y del deseo vehemente del ser humano por saber, tiene un trasfondo de sugerencias que rompe ese final.
¿Me perdonas por decírtelo? ¿Me disculpas por pensarlo?
Un abrazo, David.

David Morán dijo...

Estimada gatopardo, no te disculpes por pensar y opinar sobre este poema, tienes toda la libertad y el derecho de hacerlo, además, no me molesta.

Reflexiono sobre el asunto:

Hay una aspecto importante en esto de la poesía, creo que ya lo mencioné en otro comentario, la autoría del poema le pertenece al autor, sin embargo llega a ser propiedad de los lectores cuando estos lo disfrutan. A través del leguaje simbólico de la poesía los lectores reflejan su mundo interno llenos de significados. Cada persona posee su mundo propio de significados, parecido al de otras personas, pero no iguales.

En este caso las flores y los manzanos conforman los símbolos centrales del poema, el significado lo establecemos todos, autor y lectores, aunque no siempre sean los mismos para cada persona. Hay que tomar eso en cuenta.

Ahora bien, el final abrupto que suelo darle a muchos poemas tiene un propósito dependiendo el tema, fijémonos como va el ritmo antes de la aparición de los manzanos, el ambiente está influenciado por las flores, viene esa garra y corta todo, intercambiamos flores por manzanos (combinamos los símbolos); el último verso, duro, ácido, revela la preferencia por la necesidad inmediata (leer primer párrafo) en vez de las flores, cuando acaban las flores acaban la melodía del poema. Ojo, no hemos hablado de la belleza de los manzanos, pero esto no quiere decir que no la posean.

Como ya dije, el último verso revela la tendencia final, probablemente sacrifique la belleza del poema pero este verso proporciona un significado efectivo a la totalidad. Pongo un ejemplo sencillo, la opinión de scape. Para él todo el juego de letras concluye en sólo significado, el materialismo, y ese significado proviene del último verso. Para Tbo vale más la belleza de las flores que la necesidad de los manzanos, es una contraposición de lo que deduce del último verso. Claro, Tbo quiere decirme que no subestime el poder de las flores (¡).

Puede que el final carezca de la delicada estética presentada al inicio pero, obviamente, posee un significado que tiene la suficiente fuerza para condicionar todo el poema y darle sentido al mismo. Acepto que el poema no responda al mundo de significados de muchas personas, entiendo que es se trata de una variable distinta la cual no puedo controlar.

Saludos a todos.

ShAdOw dijo...

Es muy cierto lo que dices, como un prisma la diversidad de opiniones siempre enriquece un poema... saluditos