jueves, agosto 04, 2005

Blade Runner*




Hoy es cuando comprendemos algunas causalidades y efectos. Hojeamos el álbum fotográfico, miramos nuestra carita feliz evocando un tiempo casi imperceptible. La experiencia nos moldea, condicionando cada determinación, movimiento, gesto y palabra articulada; la memoria es el vehículo perfecto hacia lo que evidentemente configura el existir. Los recuerdos. Pero si llegáramos a descubrir que los cimientos que sustentan –y justifican también- la orientación de nuestro destino, realmente nunca han existido:

¿Qué sería de nosotros en ese momento?

Estamos parados ante la realidad objetiva que nos escupe en la cara su desconcertante desnudez. Somos ajenos a ella, ese es el único hecho auténtico, puesto que lo hemos comprobado. Es irrefutable, nunca estuvimos vivos, no tenemos alma, somos simples máquinas programables, llenas de vagos sentimentalismos y razonamientos incongruentes, somos meros prototipos biológicos en el paso de la evolución. Estamos desesperados, eso es vivir como un esclavo.


La técnica empleada para que un individuo artificial se comporte plenamente como el resto de una determinada especie –viva por supuesto-, adaptándose al medio social, radica en encubrirle su verdadero origen, brindándole las herramientas para forjar su identidad. Preparamos el terreno rellenándolo con gránulos de materia fértil, donde germinarán sus emociones, crecerán sus anhelos y, finalmente, aflorará esa maravillosa sensación de sentirse vivo. Les obsequiamos pues, un pasado. Ahora son “más humanos que los humanos”.

-Míralos caminar entre nosotros antes de que descubran la verdad, se angustien y comiencen a despreciar a sus dioses relegándoles no al pasado, sino al olvido-

Eso es lo que nos define por naturaleza.










Pero el amor que sentirán aquellos nuevos seres por la vida, en general, evitará que caigamos al abismo. La paloma volará de sus manos. Recordemos que serán más humanos que los humanos.



Maravillosa película, tanto en el plano cinematográfico como de contenido, la cual recomiendo a todos los lectores de neurocosmo. Es, sencillamente, una obra maestra en su género. Todo gracias a Ridley Scott (director de la película) y Philip K. Dick (autor de la novela en la que se ha inspirado la película).

10 comentarios:

Nina dijo...

Huy hace tanto queno voy al cine, no tengo ni tiempo para eso, pero bueno espero que estes bien un beso

anatema dijo...

Es hermoso lo que escribes. Me encanta haber encontrado algún blog escrito en español. Profundizas en lo más hondo del ser humano y te hace genial.

Michi dijo...

Los Replicantes...nuestras creaciones se vuelven contra nosotros...

Tbo dijo...

Ya sabía que te encantaba Blade Runner, es genial esa película, a mi también me gusta mucho, buen post.

Ahora en la cartelera española estrenan "la isla". con un argumento interesante sobre un lugar donde se fabrican los repuestos biológicos necesarios.

¡Que más da que sean seres vivos!

Solo se les contempla como repuestos. Este argumento parece salido de un post del pollo, ya decía yo queno estaba tan colgao.
A ver si puedo ir a verla pronto y te la comento. Saludos

anatema dijo...

Gracias por entrar en mi blog. Eres un gran ensayista. Soy española y vivo en España, pero mi ciudad, Zamora, es fronteriza con Portugal, de ahí mis "saudades" porguguesas.

anatema dijo...

Rectifico, quise decir mis "saudades portuguesas"
Puedes entrar en mi Web. para que conozcas mi tierra.
www.conchapelayo.cjb.net

anatema dijo...

Gracias por visitar mi blog. Con respecto a los títulos de tu amigo, no me asustan. Son originales y provocadores. Es legítimo provocar un poquito, aunque sea mediante un título provocador. He visitado sus blogs, muy rápidamente. Me parecen realmente interesantes. Volveré a mirarlos con más calma. Celebro mucho haber dado con vosotros. Saludos.

David Morán dijo...

Bienvenida anatema a mi neurocosmo y gracias por tus comentarios, así también te recomiendo los blogs de mis caros lectores.

somadicta dijo...

solo te dire una cosa...

I LOVE ROY BATTY

quiero una paloma blanca que me haga resurgir mi David...
abrazos mexicanos...

scape95 dijo...

Coincido: una película genial.