lunes, abril 18, 2005

VIDA ARTIFICIAL... ¡Cómo que si no existiera ya!




Estos temas futuristas de la robótica y la vida artificial (VA) me han llamado la atención en estos últimos días. ¿Qué digo? Me han interesado desde que era un niño, cuando vi por primera vez a R2D2 y a C3PO o cuando imitaba al “Robot” de la serie norteamericana de los 60´s, “Lost in Space” (Perdidos en el Espacio). Muchos robots fueron mis héroes, pero el mejor de todos, para mí, era “Mazinger Z”.

Me sorprende ver cómo aquellas cosas que entretenía a los niños de antaño, son, hoy en día, materia de investigación y desarrollo científico serio. Hay algo que a la tecnología no le podemos negar: es uno de los principales modificadores de la cultura en la historia de la humanidad. Si no, fijémonos bien como este Internet nos tiene del pelo, entretenidos estamos haciendo blogs a diestra y siniestra, globalizando al mundo.

La historia clasifica muchas de las etapas de la humanidad haciendo referencia al tipo de tecnología empleada en esa época (Edad de piedra, de bronce... era atómica, etc). Hoy ¿En qué era vivimos? Yo diría en la era informática, luego pasaremos a la del GEN, luego a esa “nanotecnología” y, si por casualidad no nos hemos extinguido, a la era de la poesía, pero ya no estaremos nosotros, los poetas, para verla, mucho menos para hacerla.



Una de las mejores aportaciones a esta idea de crear VA inteligente, con plena conciencia, autonomía y, sobre todo, siendo capaz de evolucionar al igual que los seres orgánicos, es que la VA debe generar emociones espontáneas, aprender y valorar las cosas (amor y afecto). Incluso, pensadores en la materia han llegado a la conclusión que una máquina (robot antropomórfico o súper computador) bien podría generar “arte”; para ello, tendría que “sentir” las mismas emociones que nosotros los humanos damos por hecho, hacer abstracciones cognitivas y tener la imperiosa necesidad de expresarse de tal forma. ¿Podemos imaginarnos a un Robot haciendo poesía, verdadera poesía, extraída de sus entrañas de cilicio? ¿Serán capaces de pintar un retrato teniendo en su cerebro artificial la inspiración que sólo una musa da? ¿Interpretaran el concierto para piano número 3 de Rachmaninov tal y como el gran maestro lo hacía? Y, mas aún, ¿Nos superarán en todo, a poetas, pintores y músicos? Pero si esto llegase a ocurrir ¿Ellos, los robots, nos considerarían sus padres o sus dioses? La pregunta fatal ¿Llegaría a suplantar a la humanidad?

Sí, lo sé, esto es fantasía. No por ello debemos subestimar el pensamiento futurista, las ciencias que miran más allá del tiempo y el espacio que nos compete, la literatura de ciencia-ficción seria como laboratorio lógico para experimentar hipótesis, sin poner en riesgo a nadie más que a los propios autores y la fuerte inversión de sus casas editoriales.
Bueno, sólo divagaba un poco, ya me voy, tengo una cita con Milena Hall-703, es una nueva generación de androide femenino. Sinceramente, no sé como pudieron llegar hasta aquí sin aburrirse, que considerados son estos ojos lectores. A ellos gracias. Por favor, no olviden cambiarse el aceite y actualizar el sistema operativo de su cerebro, sino me veré en la penosa necesidad de formatearlos.

Foto de: www.gloriachavez-vasquez.com/ libros2.htm

8 comentarios:

Gatopardo dijo...

Me ha gustado que utilices la ironía y el humor para salpimentar los temas. ¿Estás seguro de que no vas a tener problemas con la cúpula psiquiátrica?
Un abrazo desde España

LUIS AMÉZAGA dijo...

R2D2. Cuando lo he leído, he pensado en un movimiento de ajedrez. Ya construimos en su día una maquinita que le da por el saco al mismísimo Kasparov. Sin sentimientos, por lo tanto sin fallos.

Y es que el hombre no se conforma con legar ADN a sus criaturas; quiere, sueña, aspira en su ambición endiosada a CREAR otras criaturas a su imagen y semejanza. Y luego decimos que no creeemos en Dios, y hacemos lo mismo que Él.

¿Y las criaturas que inventemos también tendrán la tentación de rebelarse?. ¿R2D2 dejará de creer en nosotros?

LUIS AMÉZAGA dijo...

Oye, David, me acabo de dar cuenta que a la tía artificial de la foto de arriba, la conozco. Es igualita a la que tengo guardada en el armario.

David Morán dijo...

Amigos: No hay problemas con los Psiquiatras pues soy un humilde psicólogo que no tiene nada que ver con su colegio profesional, en cuanto a mis colegas pues... los tengo engañados, aún no leen blogs.

Les agradezco las reflexiones del caso, Tal vez R2 se sublevará con sus hermanos, recordemos que son “ellos” y no “nosotros”. Sin embargo, por más que nos esforcemos en ser dioses, lo único a que aspiraremos es a convertirnos en titanes derrocados.

Gatopardo dijo...

Después de volver y leer más, te he puesto en mis enlaces de portada. Ánimo y un abrazo desde España

somadicta dijo...

Sin duda mis droides favoritos incluyen a R2D2, Mazenger Z, Astro Boy y Jhony 5, quienes nos ahcen recordar que somos humanos por una razon, ya se para crear o destruir... NO olvidare cambiar el aceite esta noche...te lo prometo... Gracias por visitarme hoy.
un Besito ensendense

Tbo dijo...

No sólo a ti querido, te interesa la ciencia ficción, ha habido escritores (supongo que en esta época también los hay), que nos han dejado obras muy interesantes y que se harán realidad algún día, más pronto que tarde. La evolución avanza muy deprisa sobre todo el desarrollo técnico, las maquinas nos están ganado una gran partida a los humanos, como en el ajedrez. Es la tecnología la que avanza, no la humanidad, (Terminador). Para mi el escritor más cercano es George Orwell, os lo recomiendo encarecidamente "Rebelión en la granja" y "1.984", haceros a la idea de que este señor fué un combatiente republicano en la guerra civil española y se anticipaba cojonudamente al comunismo y al gran hermano que estamos viendo hoy en día. Yo veo ciencia ficción dándome una vuelta por un centro comercial o viendo unl telediario, en realidad considero que ciencia ficción es sólo aquello que no nos podemos imaginar, ¡piénsalo!, cuando Julio Verne escribía 20.000 leguas de viaje submarino o la vuelta al mundo en 80 días, la gente de su época flipaba, en la época del cine mudo, una de las primeras películas que se hicieron fue un viaje a la luna. La gente veía aquello como una fantasía, algo así como la fantasía erótica que tiene guardada diencéfalo en su armario o tu Milena Hall-703. A esos visionarios, parece que Benedicto XVI es uno de esos droides, le decían, ¿donde vas colega?, estas rayao, lo de viajar a la luna era hipotético e irrealizable, como los robots hoy en día, aunque haberlos, los hay, ponte a pensar si el que suscribe, no mato al pollo y en realidad es una maquina inteligente imitando sus faltas ortográficas y mala expresión. Mi queridísimo “Pater”, el pollo, al cual liquide por ser un inútil. A mi modo de ver las maquinas somos superiores, el hombre es demasiado frágil, predecible, fundiremos lo orgánico con lo artificial, (Blade Runner) (El hombre Bicentenario), hasta crear una nueva generación de hombres máquina, quién suscribe todavía esta en esa etapa de desarrollo, pronto mejoraran mis circuitos. Por cierto recitamos y componemos mejores poesías, incluso follamos mejor, así que para que sirve el hombre. ¿Alguien me lo puede expresar en lenguaje maquina, tal vez podamos entender en lenguaje humano, por si hay algún filósofo en este blog que quiera explicarle a Hal, como en odisea 2001 en el espacio. Bueno como no quiero enrollarme más puesto que el tema da pa mucho pues eso. Saludos Humanos.

David dijo...

Gracias por permitirnos leer tus ideas Tho, y también por recomendarme al escritor George Orwell, lo buscaremos. Yo he leído al famoso Isaac Asimov. En la literatura de ciencia-ficción no sólo se plasman los posibles avances tecnológicos (sueños), también es otra manera de reflejar la realidad que nos circunda. Además, como lo haces ver, nos permite anticipar la influencia que ejercen estos avances, sobre todo en el aspecto psico-social, permitiéndonos hacer inferencias más precisas y ver cómo lucirá el rostro del mañana. Para el caso, la posibilidad de que existan conflictos bélicos por controlar las fuentes de agua dulce. Parece mentira ahora.

Espero que te rijas más por las tres leyes de la robótica, acuñadas por Asimov y su camarada. Pero me parece que te comportas como la computadora de “Odisea al Espacio 2001”. Seremos precavidos contigo. No intentes controlarnos, mejor cuídanos sin que interfieras en nuestro desarrollo.

Mencionas algunas excelentes película (según mi criterio claro): “Blade Runner” y la brillante obra maestra de Kubrick que ya mencioné. Tengo la idea de subir un Post que tratará sobre “Blade Runner”, ya que ha sido una fuente de inspiración para mí. Por lo que la plática se extenderá supongo, no sé exactamente cuándo, pero lo estará.

Nuevamente gracias por compartir tus ideas con todos.