jueves, abril 28, 2005

Hermosas Tentaciones



El otro día leí en el diario La Tribuna (Honduras) sobre la venta de “hilos dentales o tanguitas” a menores de edad. Creo que se trata más de ropa interior que de trajes de baño. A causa de esto se ha levantado una caprichosa polémica según dicen. Tengo que admitir que mi curiosidad ante este reportaje fue debido a las fotos de chicas en la playa. Para morirse de felicidad (o de otra cosa). Así pues, nuestras colegialas son las que más compran este tipo de atuendos sensuales según las vendedoras de ropa para dama. Hablamos por supuesto de chicas de 12, 13 y 14 años de edad, entre otras(Ojo, eso dice el diario).

Las jovencitas demandan dichas prendas porque están de moda, ellas simplemente no quieren sentirse anticuadas. Ya saben, todo aquello que sea calificado como antiguo, conservador o clásico lleva irremediablemente una connotación negativa. A mi no me pregunten por qué, esa manera de pensar es lo que está de moda.

Independientemente de que muchas estudiantes se diviertan enseñando a sus profesores sus tangas (eso dicen también), con insinuaciones verbales y las posturas adecuadas para mostrar sus encantos, los cuales, según creo, los ponen a sudar (pobres profes, cómo sufren), probablemente no pasen de ser mas que picardías de adolescentes. ¿Pero este tipo de flirteo inocente nos las expondría ante la mira de un posible abusador sexual? Las expone igual que al resto de las mujeres supongo.

¡Qué veo! Más reportajes. Leamos algunos de los títulos de estos artículos:

“Uso de calzones es cuestión de gusto”: una famosa feminista de mi país dice: que “...es una falta de respeto que terceras personas opinen sobre la ropa interior que usa una mujer, independientemente de su edad...”.

Otro canta: “Se rompen Fronteras entre la adolescencia y la vida adulta

Otro:”Ropa sexy expone a jóvenes a violaciones”.

Y otro: “Industria del sexo transforma a mujeres en objeto de deseo”.

Y otro más: “Hijos dentales rompen fronteras entre juventud y madurez”

Sé que estos son únicamente los titulares, que habría que leer todos los reportes para ver mejor el panorama; pero aquí no tengo espacio para implementar un largo y extenuante “copy-paste”.

De todas maneras la gente opina, ya sean terceras personas (indirecta muy directa ya saben para quien) aunque entre estas terceras personas también se incluyan mujeres. De todas formas, con todo este barullo, lo único que se conseguirá es estimular el espíritu rebelde de nuestras impetuosas chicas, induciéndolas obtener más de estas delicadas preseas. Otra actitud muy en boga hoy en día.



Siglos atrás, las mujeres pasaban de ser niña a mujer de un solo macanazo, se casaban en corta edad, de 13, 14 años. Con responsabilidades propias de un adulto, maduraban muy rápido para su edad me imagino yo. En pocas palabras, no existía la adolescencia. Ahora, que tenemos la oportunidad de brindar una adolescencia a los jóvenes, éstos son más precoses y desea vivir esta “adultez temprana”. No creo que ser adulto tenga algo que ver con lo que te pones.

Lo mismo sucede con el amor. Antes a las personas las enlazaban por conveniencia (dinero, terrenos heredados, un futuro económicamente seguro, etc) de ahí que hayan surgido innumerables obras literarias que hoy en día son consideradas “cursis”, pero en aquellos tiempos serían materia de polémica y censura. En la actualidad, que tenemos la libertad de casarnos “por amor”, lo hacemos por mera conveniencia material. Dejamos el amor para después. Material para las telenovelas.

Me gusta las adolescentes, las jóvenes, las mujeres adultas. Todas tienen su encanto, precisamente ese encanto es lo que veo pasar todos lo días. Yo solo las miro pasar, nada más me maravillo.

Fotos de: teressina.splinder.com
www.trialsection.com/ xc/xc.html
http://www.diarioextra.com/2003/setiembre/30/images/esp01ese.JPG

8 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

David, hola:
Hay una tremenda confusion con respecto al depredador sexual: le da igual que uses tanga o pantaletas cuello tortuga, esta enfermo. A quien incitas asi es a los hombres "normales" , pero de acuerdo contigo: cada edad tiene su encanto. Para ustedes tambien va.

Un abrazos

David Morán dijo...

Concuerdo contigo Beatriz, es más un acto compulsivo que otra cosa, además de una cuestión de poder, donde el sexo juega un papel menos que terciario. Es a la normalidad a la que se referían en el artículo, aunque dudo mucho que sepan cuáles son las diferencias entre una y la otra por lo que leí. De todas formas, que se tomen precauciones no tiene nada de malo.

Que bueno verte por aquí de nuevo, espero que regreses otra vez. Saludos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Considero que con una foto bastaba para ilustrar el tema. El abuso de la imagen del que has hecho gala creo que es una concesión excesiva al placer visual.

:) ¡¡Gracias, majo, lo necesitaba, sigue así, qué alegría para estos ojos llenos de tristeza...!!

Respecto al tanga, pues no tengo mucha opinión. El tanga tiene que ir acompañado de un pantalón de "tiro bajo" para así mostrar la prenda. Es la moda y me parece bien. Dotarle a eso de tirón sexual pues no lo veo. Entre los adolescentes no se piensa en esas cosas, ven más la imagen y la moda. Los chicos también enseñan los calzoncillos y no creo que sea por incitar sexualmente a la profesora. Son modas estéticas y pasarán. Lo que no sé es si el tanga es más cómodo que la braga normal. Por favor, las usuarias que nos aclaren.

Tbo dijo...

Así da gusto, que placer inusitado, abrir el blog de un colega y encontrar un perfecto culo, Comentaros que a mi también me gustan, "todas" o "casi", ¡no te pases, ehh!. En fin, ¿a que macho con sangre en las venas no le gustan?. Lo de los tangas me encanta, lo malo es ser profesor, se de algúno que lo pasaria muy mal y encima las nenas con esa edad, !Dios me libre!, ni un atomo de celulitis, ¡que tentación!. Menos mal que me gustan un poquito más hechas, no soporto tanta inocencia, ahora si son como las de la novela "Lolita", de Vladimir Nabokov que Dios te pille confesado. Recomiendo su lectura a quién no lo haya leido o visto en cine. En fín David majo, ¡que alegria!. A todo esto, ¿ Tus lectoras que piensan?. Ya sabes que el punto femenino es diferente, pero a Santo de que...., se compran esas tanguitas.

Tbo dijo...

!Jo¡, Yo quiero una, ¡Viva Tegucigalpa!

David Morán dijo...

Amigos Mikel y Tbo:

Me he reído a gusto con sus ocurrentes comentarios. Lamentablemente no tenemos las respuestas esperadas, por ahora. Quizá estas no sean como las estamos pensando, recordemos que las fotos nos han influenciado más que las palabras. Pero dudo que tengan el mismo efecto en ellas. Gracias Tbo por ese enlace, le sacaremos provecho. Lolita, la pude ver en dos versiones cinematográficas: una de los años 60 realizada por el genial Kubrick, con guión del mismo Nabokov y otra, más actual y “gráfica”, protagonizada por Jeremy (ya no me acuerdo como se escribe, perdón) Irons. Magníficas, interesante historia la de Vladimir.

Una vez escuché un comentario muy relacionado con esto; cuando uno de hombre llega a los 40 años (me falta mucho a mí para eso) comienza a sentir más atracción por el encanto femenino adolescente, no recuerdo el nombre de esta etapa. No sé, eso dicen.

Saludos.

OdinGhost dijo...

Hey Hey HEY!, A mi me falta también para los 40 y siempre me encantó la mezcla de "fem fatal" con aire de "Inocencia". Y debo confesar que he estado con niñas, cuando niño y haciendo cosas de niños...
Luego las miras y las disfrutas pero como cuando se ve una Obra de arte. Existe la tentación y el deseo,y por sobre eso existe la conducta.
Si bien los parámetros de belleza van cambiando con el tiempo, en todas las épocas, a su moda, se disfrutaron esas imágenes.
Hablando de disfrutar... INFARTANTES FOTOS!!!

Por lo de las adolescentes y el porque lo usan... si bien podemos preguntarnos quienes imponen las modas y con que intereses, ellas/os no se lo preguntan. Si provocan y llaman la atención: "bienvenida sea"

Mientras el juego de "mujer objeto" se lo dejamos a los reyes de la contrapropaganda personalmente me inclino por "Mujer obra de Arte" y colgarme un par de cuadritos de esos en mi desvan...

Perdón! era un comentario! no un blog!

Anónimo dijo...

A los 12, 13, 14 años la mujer ya ha entrado en la adolescencia y basta solo mirar su desarrollo para darse cuenta de que ya tiene caderas, senos, estatura, asi como un natural deseo sexual y las ganas de ser deseada tambien.

Por eso es muy normal que las chicas de esta edad quieran verse bonitas, deseables para el sexo opuesto y no hay nada de malo en ello, pues es la naturaleza del ser humano.

Tambien es totalmente natural que los hombres, de cualquier edad, se fijen en jovencitas adolescentes, pues estas ya tienen caderas, senos, pompis y todas las cosas que fisicamente le pueden llamar la atencion a un hombre, es completamente normal.

Sin embargo, hoy en dia se pretende reprimir esta atraccion natural del hombre por las mujeres muy jovencitas, se demoniza y se criminaliza este comportamiento tan natural. Tambien se va mas alla, criminalizando las relaciones sentimentales entre adultos y adolescentes, criminalizando el amor y la amistad entre dos seres que se quieren.

Desde un punto de viste cientifico, me parece que es un gran error esta criminalizacion del amor entre adultos y jovencitas o de la atraccion que los adultos sienten por las jovencitas adolescentes pues estamos criminalizando conductas naturales, o sea, estamos yendo en contra de la naturaleza y eso puede traer consecuencias muy graves para nuestra especie.

Desde un punto de viste religioso, tenemos a Maria que dio a luz a Jesus cuando solo contaba con 15 años (quedo embarazada a los 14 años) y estaba casada con Jose de casi 40 años. Tenemos al profeta Mohammed que se caso con Aisha cuando esta tenia como 6 años y tuvo relaciones con ella a los 9 (me parece muy pequeña para eso pero tal vez a esa edad ya habia entrado precozmente a la adolescencia, quien sabe). En ningun libro de las religiones se criminaliza las relaciones de amor o sexuales entre adultos y adolescentes, por lo tanto desde un punto de vista religioso, tambien son naturales y normales.

Creo que a la sociedad le hace falta pensar un poquito y no dejarse llevar por lo que dice la television, que trata de contaminar la mente de las personas llevandolas a oponerse a la naturaleza misma.