lunes, septiembre 24, 2007

Dialéctica Común


Lo irracional forma parte de un fruto podrido
cuyos gusanos arremolinados en el fondo del cerebro
desorientan al corredor.

Lo racional consiste en saber qué tanto se alejaron los pies
de la meta, si todavía se puede llegar a tiempo,
si la meta existe o, peor, saber si aún le quedan pies al corredor.

Autor: David R. Morán.
Tegucigalpa septiembre
2007

Foto de:
la_mobile.blogia.com/2005/072301.php

9 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

La antimateria, tan necesaria para la existencia de la materia (Otra divagación).

raizen dijo...

La subjetividad es lo que lleva al hombre a hacerse responsable de sus decisiones, a conquistar su poder. A veces la razón nos hace escépticos. Aunque si permitimos que la intuición nos guíe, casi siempre acertamos... Cosas que se me ocurren al leer tu post... Muy interesante el planteamiento.
Saludos

David Morán dijo...

Amigo Mickel:
Diste en el clavo como siempre. En este caso la presencia de lo racional-reflexivo- se hace necesaria ante el inminente desacierto. Aprender a base de golpes, y no poder anticiparse a ellos.

Raizen:
La intuición esconde muchos secretos, uno de ellos es que parece no actuar bajo una razón, pero en verdad es que actúa bajo el umbral de nuestra propia conciencia.

Saludos.

SHEREZADE dijo...

Lo comun, lo racional, lo logico, descansa el descaro de como enfrentamos la realidad, de donde partimos y como vamos.
Me gusta como escribes, soy tu admiradora.
Te seguire leyendo

Natalie Sève dijo...

A veces, simplemente es mejor no saber si nos quedan pies y desgusanar ese fruto para darle una mascada en el presente.
Me encantó tu texto amigo, saludos desde Chile!
Natalie.

El cuartoscuro dijo...

Un gusto leerte amigo, un abrazo inmenso

David Morán dijo...

Sherezade:
No me admires tanto, que suelo decepcionar con creces.

Natalie:
Bien dicho. Pero esto ocurre con los corredores de la dialéctica común, que necesitan actuar mal, para luego enterarse donde está el bien.

Nina:
También te mando un abrazo.

Saludos.
PD: Qué se habrá hecho Don Michi?.

anatema dijo...

La meta no existe. La meta consiste en buscarla, incesantemente. En caminar y no parar. En crecer por dentro. En creer que hemos venido al mundo para ser en los otros, para diluirnos en los otros. Para ser uno, al fin.

Besos

Tbo dijo...

La cosa esta en no parar, "camina o revienta" que le decían al otro.
Constancia Amigo, que no te falte.