lunes, noviembre 13, 2006

Gravedad Metafísica


Caen los ángeles al suelo, lloran mientras esperan a que le surjan alas al corazón.

En su afán por volverse lámparas del mundo, se convertirán en altares de arena.
En su insistencia por orbitar el triángulo celeste, volarán entre las estrellas.
En su delirante camino hacia el poder, se perderán en lo profundo como demonios incandescentes.
Los que se conviertan en aguas tibias de humor gris, vagarán a través de laberintos perseguidos por remordimientos espectrales.

Caen los ángeles al suelo, a muchos les cortarán las alas antes de aprender a volar.


David R. Morán
Tegucigalpa
Junio 2006

6 comentarios:

LUIS AMÉZAGA dijo...

...y vivirán en casas de muñecas como si fueran el universo en expansión, encerrados.

David Morán dijo...

En efecto, es un buen complemento el tuyo. Desde las alturas, su esperanza parece un juego inútil.

Saludos.

Michi dijo...

Que no caigan del todo, que les salgan las alitas antes de estamparse con el frio suelo!!! Un final feliz!! :)
Un saludo David, me conecto poco :(

David Morán dijo...

Yo también Don Michi, las ocupaciones extra-blogeras nos quitan tiempo en estos días. Pero gracias por seguir haciendo espacio para visitar Neurocosmo, intento hacer lo mismo con el pais Michilandia.

El escrito es una interpretación de un fragmento de la vida.
Posiblemente existan los finales felices también.

Saludos.

OdinGhost dijo...

siempre tuve esa sensación de que si realmente tenés sabiduría, el poder vanal lo dejarías para los cerdos. Pero en el medio existen tantos estadíos del alma, que cerdos y ángeles se revuelcan en el mismo chiquero.


Te sigo leyendo!!!
metido en mi pantano, masticando mariposas... te sigo leyendo!

saludos!

David Morán dijo...

Gracias Odín, yo sigo escribiendo, aunque sea por necesidad, pero sigo escribiendo, y cuando pueda iré nuevamente a tu pantano a comer mariposas.