lunes, octubre 17, 2005

Tercera Dimensión


Posted by Picasa

I
Acogido por piernas abiertas
ingreso al templo

del tiempo.

II

Ojos vivos
reconocen lo invisible
al no verlo

en movimiento.

III

Pulcritud inexperta
bronceada de vida.
Las manecillas queman

la existencia

IV

Cielo e infierno.
Antimateria.

V

Puntos cardinales
definen musculosos
horizontes neuronales.

VI

Cóncavas incertidumbres
sobreviven al cayo
cavernoso de secoyas

blancas y enanas

VII
Vida, conciencia y existencia.
Quimeras.

David R. Morán
Tegucigalpa
Octubre 2005

8 comentarios:

OdinGhost dijo...

Quimeras de palabras!
cada verso me a llevado y traído de un punto al otro de mi mente...
morbo, líbido, paz, guerra... y hasta algún esoterismo neuronal perdido.

extraño mundo el que proponés!!!
salud Davíd!

scape95 dijo...

Hermosa foto y... enigmáticos versos.

Michi dijo...

Que nuestra existencia no se convierta en un agujero negro...

LUIS AMÉZAGA dijo...

Todos ingresaremos en ese templo. Por cierto, ¿por qué nos salimos de él?

anatema dijo...

Me ha encantado tu poema. Lacónico...experto.

Ah, he recuperado mi blog, tengo un amigo portugués que ha hecho un milagro. Creí que nunca más lo volvería a ver. Puedes seguir visitando Ondas en el Mar y uno nuevo que me he hecho que se llama
www.porelcaminoverde.blogspot.com

Tien fotos y me gusta. Saludos.

ShAdOw dijo...

La vida es una quimera constante de conciencia y existencia...
En la conciencia...
Los recuerdos son quimeras pasadas trayendo de ellos lo que nos daña o nos endulza el alma... los sueños son quimeras de lo que deseamos o tememos... y que decir de las quimeras que hacemos reales al visualizarlas a futuro...
Aún más... La existencia es la mayor de las quimeras de un Ser Magnifico que quiere un ser perfecto en nosotros...
Tiempo en movimiento, la existencia antimateria, blancas y enanas las quimeras ;o)

Abrazos y besos

Jose Alonso dijo...

Me gusta mucho este blog. Tiempo, movimiento (espacio), existencia. Todo igual de incierto que el enigma de su génesis. Cada una de las cosas que ha pasado ahí en el terreno de lo vital, no siempre comprenden las respuestas de esas quimeras que planteamos para apaciguar nuestro dolor de incertidumbre

anatema dijo...

David. Mi email por si alguna vez lo necesitas.;
conchapelayo@mixmail.com